RSS

miércoles, 23 de febrero de 2011

ASIQUE... ¡¡LA LITERATURA ES UN ARTE!!

Comenzamos esta asignatura definiendo la palabra literatura, un término del que hemos oído hablar muchas veces, sin embargo no sabíamos muy bien que era exactamente.
Aparecieron muchas ideas, unas más acertadas y otras menos. Que fueron clasificadas en tres términos que confundíamos.
-Literatura-> Arte
-Historia de la Literatura-> “corpus” el seguimiento cronológico, los autores, generaciones…
-Teoría de la Literatura-> La disciplina, el estudio de los poemas…

Se definió la literatura en el siglo XVIII como Arte de la palabra escrita y posteriormente (Siglo XX) se modificó, pasando a ser Arte de la palabra, dando importancia a la transmisión oral.


Analizando la definición entonces, la literatura es ARTE, tiene intencionalidad, es decir, el primer objetivo es crear algo artístico.
Y hemos dicho que es ARTE DE LA PALABRA por lo que va a utilizar las palabras para crear una reacción en el espectador. Esto se hace utilizando las funciones del lenguaje expresiva (el estilo que caracteriza a cada autor) y poética (uso de figuras literarias).

Otra característica de la literatura es que tiene contenido de ficción, aunque sea realista.
Por ejemplo, Los pilares de la tierra es realista, sucede en un tiempo real, en lugares reales, pero la historia es inventada, es ficción por lo tanto.
En el caso del señor de los anillos encontramos una distinción, es fantasía no ficción, ya que la tierra de Mordor, los hobbits, etc. No son reales.

Resumiendo lo dicho tenemos  3 características esenciales de la literatura:
-Intención artística
-Intención de provocar una reacción en el espectador
-Contenido ficticio.

Veamos algunos ejemplos:
¿Una biografía es literatura? Solo hace falta fijarnos en que su contenido es real, no puede tener ficción porque si no sería una biografía. No tiene ficción->No es literatura.
El ejemplo del diario de Ana Frank nos sirve para llegar a un nuevo concepto, podía tener función expresiva y poética, pero Ana Frank al escribir su diario no tenía una intención de crear arte, únicamente de contar su historia. Si no es literatura… ¿qué es ?Es Paraliteratura.
No es ni menos ni más que literatura, es como la palabra dice, paralelo a ella.

Hacia el 1960 Umberto Eco trata la corriente de la Semiótica, que estudia los signos, su estructura y la relación entre el significante y significado. También Umberto habla de nuevas formas de arte como el comic, arte pop…

En su época ya no solo se distingue entre literatura y paraliteratura, sino que se añade el término Subliteratura, que es la que se crea  como producto de marketing, no tiene la misma función poética de la que hablábamos antes sino que piensan en producir lo que le interesa a la gente, algo que venda y les haga ganar dinero. Es el ejemplo de La sombra del viento o Crepúsculo.
Pero… ¿qué pasa con este término? Que  aparte de sonar un poco peyorativo, se metió a muchos autores en el mismo saco cuando a lo mejor la intención de algunos de ellos era otra, simplemente gustó y se vendió.
Entonces se aplica el término BEST SELLER, donde se analizarán todos ellos para ver cuál es su intención principal, si el marketing o crear realmente algo artístico que entretenga al público…

Sabiendo ya todo esto, nos intentamos aproximar a nuestro campo, la parte infantil y por tanto la LITERATURA INFANTIL.
Según las editoriales corresponde a las edades de hasta 12 o 14 años. Aunque dependerá de la madurez del niño.
Aunque algunos lo consideren también Subliteratura, nos hemos quedado con la definición de “estar destinada a un público concreto”.
Es de género y normalmente reflejan los momentos evolutivos por los que pasan los niños, se escribe pensando en un tipo de receptores concretos, haciendo que los niños se puedan identificar con los personajes. Se dice entonces que es una lectura de “receptor implícito”.

Esta literatura a veces va más destinada al sexo femenino y otras al masculino.
La historia de la literatura infantil no aparece hasta finales del S.XVIII, entre otras cosas porque había mucha gente que no sabía leer o porque los primeros que comenzaron a hacerlo eran solo las clases medias con dinero para entrar en círculos superiores.  Los que pertenecían a seminarios sí leían cosas eclesiásticas o ciencias, pero no para entretenerse.
En el Siglo de la razón, se comienza a acceder a una educación básica de lectura y escritura.

Encontramos a unos señores muy majos que eran los Juglares y Trovadores que solían contar historias para todo el que quería escucharlos, en lugares públicos como la plaza del pueblo para entretener. Pero claro, no iba dirigida a niños por ejemplo menores de 7 años.

La literatura realmente destinada a los jóvenes comenzó en el siglo XIX con Julio Verne como máximo exponente. Que nos puede sonar con obras como Viaje al centro de la tierra, o La vuelta al mundo en 80 días. Pues bien, sus obras suelen ser de aventura aunque a veces tienen algo de ficción y nos deja claro que comienza una literatura dedicada a los jóvenes.


Este es el punto de partida de un mundo por explorar por lo menos para mí. ¡Hasta pronto!


1 comentarios:

Ada sin H dijo...

Está bastante bien para ser el primer intento. Aquí tienes unas anotaciones por si quieres mejorarlo. Pero has pillado muy bien la idea de "contar los apuntes con tus palabras":

- "Así que" es separado y con tilde en la I. Me encanta el título que has elegido :)

- En la anotación sobre Teoría de la literatura, más que "el estudio de los poemas" (que lo reduce a la lírica) sería "el estudio de los textos, de su contenido, de su forma...

- La definición de literatura en el siglo XX, más que dar importancia a la transmisión oral, lo que hace es incluir dentro del concepto de LITERATURA a todos los textos de transmisión oral, por primera vez en la historia. Obviamente se les está dando importancia, pero la novedad real es que son tratados por primera vez como textos artísticos por parte de los círculos académicos.

- El Señor de los Anillos es un texto de fantasía, pero también de ficción. La ficción incluye la fantasía, es decir, todos los textos de fantasía son de ficción, pero no todos los textos de ficción son de fantasía (como explicas antes con Los pilares de la tierra).

- En las tres características de la literatura te falta la segunda: Pertenecer a uno de los tres géneros literarios. La que tú has incluido en segundo lugar es una característica del Arte: provocar una respuesta en el espectador (en el lector en este caso).

- Al final de la década de los 60, Umberto Eco publicó Apocalípticos e integrados (que es lo que nos interesa de este semiotista). Habla de la "alta cultura" y de la "cultura popular". La subliteratura sería una manifestación de esta última.
Lo realmente importante de Eco es que redefinió el término subliteratura y que él mismo creo su propio Best Seller (El nombre de la Rosa) fundamentándose en los gustos populares, un argumento de Ágata Christie, un contexto histórico y un estilo muy fácil de leer.

- El ejemplo de Crepúsculo como subliteratura es correcto. La sombra del viento, sin embargo, es el ejemplo de lo contrario... de cómo una obra que ocupó varios años en la vida de su autor y que él escribió con una verdadera intención artística se convirtió, con el tiempo en un best seller (aunque no fuera ideado en los presupuestos de la subliteratura).

Publicar un comentario en la entrada